¡Al magisterio nada lo detiene!

Debido a la pandemia, en todo el mundo se hizo evidente que el docente y la escuela son insustituibles. 

Reconozcamos la vocación, la innovación y las buenas prácticas de las maestras y los maestros de México. 

Objetivos:

Recuperar las iniciativas de las y los maestros para mantener viva la educación pública durante el confinamiento.

Dar testimonio de la vocación y capacidad del Magisterio como actor insustituible del proceso educativo.

Difundir las buenas prácticas y las innovaciones docentes desarrolladas en la educación a distancia.

Descarga la convocatoria y anexos