Guadalajara, Jal., 30 de noviembre de 2018

Las desigualdades sociales reproducen desigualdades escolares; por ello, para que la educación cumpla la expectativa de mejorar las condiciones de vida de las personas, se requiere de enseñanza de calidad y que se complemente con otros factores de bienestar, afirmó el sociólogo Emilio Tenti Fanfani.

En entrevista previa a la conferencia que impartió como parte del programa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) en la FIL de Guadalajara, el investigador de la Universidad Pedagógica Nacional de la República Argentina explicó que aunque cada vez las sociedades están más escolarizadas, la inequidad en términos de distribución de riqueza y de capital cultural persiste.

Señaló que de acuerdo con investigaciones, la mayoría de los alumnos que provienen de hogares con alto patrimonio económico y cultural, cuentan con mayores probabilidades de alcanzar niveles escolares más altos que aquellos de familias pobres y analfabetas. En tanto, que asistir a la escuela no es sinónimo de aprender.

Por ello, para que la educación cumpla un papel igualador, habría que modificar la orientación de los recursos hacia las escuelas más desfavorecidas, a fin de lograr planteles de calidad que cuenten con buena infraestructura, equipamiento, materiales didácticos y maestros más calificados. “Darle las mejores oportunidades de aprendizaje a aquellos que más lo necesitan”.

En este sentido, subrayó, que se requiere enfatizar en la profesionalización de los profesores. “Hoy se necesitan docentes altamente capacitados para identificar y definir las estrategias para abordar los nuevos desafíos que enfrentan en el aula, donde los alumnos no son los mismos que los de hace 50 años”, dijo.

Para Tenti Fanfani, las organizaciones magisteriales también juegan un papel primordial en la lucha por la igualdad, por ser actores relevantes en la política educativa.

El pedagogo argentino consideró que los sindicatos deben enfocar sus esfuerzos paralelamente a la defensa de sus derechos y lucha por mejoras salariales y condiciones laborales para los docentes, como al interés general por la educación de calidad.

“Deben tener en cuenta que el sistema escolar no es sólo una fuente de empleo para maestros, sino todo un sistema que tiene la función de desarrollar nuevas generaciones con conocimientos poderosos. Conviene estar conscientes de que la educación es un bien público y las organizaciones magisteriales deben contribuir a estas políticas de equidad, a lograr que el derecho a la educación sea realmente efectivo para que todos los chicos desarrollen conocimientos básicos. Esa no tiene que ser únicamente una meta de la sociedad sino también del sindicato”, resaltó.

 

GALERÍA

 

karen Velazquez

Author karen Velazquez

More posts by karen Velazquez