Existe plena voluntad para el regreso a clases, siempre y cuando los maestros estén vacunados y se garantice la salud y el cumplimento de los protocolos sanitarios, dijo José Rigoberto Guevara Vázquez.

Cd. Victoria, Tam. 15 de abril de 2021

* Hay que hacer modificaciones reales y, sobre todo, definir quién va a pagar, quién va aportar esos insumos que se van a mandar a las escuelas.

Los maestros de Tamaulipas están dispuestos a regresar las aulas, pero antes de ello, las autoridades educativas deberán garantizar un regreso seguro y cumplir con una serie de medidas de prevención para proteger la salud de los alumnos y maestros, entre las que destacan la activación de los comités participativos de salud, la instalación de filtros sanitizantes, el abasto de agua, el uso de jabón, gel antibacterial, cubre bocas, y la detección temprana de pacientes, dijo José Rigoberto Guevara Vázquez.

El Secretario General de la Sección 30 del SNTE refirió, además, que el regreso a clases deberá ser gradual y voluntario, debido a que la pandemia aún no termina, y, especialmente, cuando el total de los maestros estén vacunados, además, en caso de detectar un paciente COVID-19, suspender las actividades hasta por 15 días.

“Nos da gusto que las autoridades estén preocupadas por un regreso a clases, bueno y rápido, lo único que pedimos es que garantice la salud de nuestras niñas, niños jóvenes, los padres de familia y de los trabajadores de la educación para un regreso seguro, que no se haga nada más por protocolo o por política, sino, más bien, cuidando nuestra salud”, comentó.

Hay muchas escuelas que no se han podido restaurar en sus instalaciones o modificar algunas aulas y es necesario dar la seguridad a los padres de familia de que sus hijos estarán bien atendidos y seguros en las instituciones educativas, afirmó el Secretario General de la Sección 30.

Dijo que los trabajadores de la educación están conscientes y esperan ya el regreso a clases de manera presencial, pero siempre con la responsabilidad y seguridad en lo que corresponde a los tres niveles de gobierno.

“Yo espero que en la reunión de trabajo que sostendrán las autoridades educativas y de salud se tomen grandes acuerdos, no nada más en discurso, sino más bien en el replanteamiento de los insumos e infraestructura que corresponda en las instalaciones escolares, hay que hacer modificaciones reales y, sobre todo, definir quién va a pagar, quién va aportar esos insumos que se van a mandar a las escuelas”, subrayó.

Reiteró que existe la voluntad del magisterio para regresar a las aulas: “Indudablemente que la presencia en el aula de alumnos y maestros va redundar en la calidad de la educación, ya hablamos de que el maestro es insustituible, por lo tanto, la calidad va a crecer, pero tenemos que cuidar primero la salud de nuestros alumnos, trabajadores de la educación y los padres de familia”.

Dentro del decálogo de prevención del COVID-19 y para garantizar un regreso seguro a clases, dijo que el SNTE, solicitará la aplicación de medidas sanitarias, como la sana distancia en las entradas y salidas a los centros educativos, los recreos escalonados, la asistencia alternada a la escuela, maximizar el uso de espacios abiertos, la suspensión de cualquier tipo de ceremonias que generen congregaciones en la escuela, la detección temprana de enfermos y el apoyo socio-emocional para maestros y estudiantes en el regreso a clase presenciales, que tendría que ser escalonado y muy bien planeado.