El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) demandó el fortalecimiento de centros de estudio, institutos y universidades públicas, para que los jóvenes puedan ejercer su derecho a la Educación Media Superior, Superior y de posgrado.
Así lo expresó el secretario general del SNTE, Alfonso Cepeda Salas, al entregar la presea “Rafael Ramírez” y la condecoración “Ignacio Manuel Altamirano”, por 30 y 40 años de servicio, respectivamente, a maestros del Instituto Politécnico Nacional (IPN), en una ceremonia encabezada, también, por el director general de la institución, Arturo Reyes Sandoval.
Cepeda Salas destacó el papel estratégico del IPN para el progreso de México y el bienestar del pueblo. Asimismo, reiteró a los docentes su admiración y respeto por el compromiso con nuestro país, principalmente en los dos últimos años, ya que a pesar de las adversidades derivadas de la pandemia de covid-19 han puesto su talento, creatividad y energía al servicio de la formación de los jóvenes.
Informó que el Sindicato mantiene negociaciones con la autoridad politécnica a fin de lograr un incremento salarial decoroso para los académicos que integran la Sección 60 del SNTE, encabezada por su secretario general, Alejandro Garduño López.
Además, el dirigente nacional del magisterio apuntó la necesidad de que se destine el 8% del Producto Interno Bruto a la educación, al desarrollo tecnológico y a la cultura.
Por su parte, el director del IPN, Arturo Reyes Sandoval, felicitó a los galardonados.
Luego de destacar la presencia del dirigente nacional del SNTE, a quien se refirió como “un gran aliado y amigo del Politécnico”, se congratuló por el compromiso que mantienen los docentes con la educación.
“Ustedes han heredado el legado de grandes maestros como Altamirano y Ramírez. Me complace afirmar que también representan cada uno de los valores del IPN y son los pilares fundamentales de la educación politécnica que todos recibimos y compartimos.
Su trabajo, su esfuerzo, amor y compromiso con la institución enaltecen nuestro mandato histórico de poner siempre, a cada momento, en cada uno de los años que ustedes han enseñado, la técnica al servicio de la patria”.
En su oportunidad, el profesor Alejandro Garduño López, secretario general de la Sección 60, expresó “a los distinguidos maestros” el orgullo que significa representarlos.
“Decir cuarenta o treinta años de servicio, se dice fácil y parece poco, sin embargo, es una vida la que han dejado, forjando a los futuros profesionistas de México, por eso les hago un reconocimiento sincero, con la grata satisfacción del deber cumplido. Es por ustedes, que nuestra institución sigue y seguirá siendo la casa rectora de la educación tecnológica en México”.