Cd. Victoria, Tamaulipas. 01 de Noviembre de 2019.
Por su destacada trayectoria en las filas del magisterio y su aportación para la formación académica y valores en muchas generaciones el Sindicato Nacional de Trabajadores de la educación hizo un reconocimiento póstumo a través de los altares de muertos a los maestros Seferina Amelia López Garza, e Hilario Castañón, Cedillo, luchadores sociales, de carácter fuerte, conciliadores de trato cordial, pero con la misma convicción de servir y formar a sus alumnos en valores.
José Rigoberto Guevara Vázquez, Secretario General de la Sección 30, dijo que como lo establece la cultura mexicana y el reconocimiento al trabajo docente y entrega de los maestros desde la explanada de la organización sindical donde se defiende la certeza laboral  y las prestaciones de los trabajadores, se hace este evento para recordar a las personas que entregaron su vida al estado y a esta agrupación sindical.
Acompañado de la regidora Itzcalli Ansures Silva, el Lic. Carlos Alemán Gómez en representación del Secretario de Educación Mario Gómez Monroy además de Patrocinio Dávila López Presidente de la FEDESSP en Tamaulipas, familiares, amigos y trabajadores de la educación, hizo el reconocimiento a la trayectoria, trabajo y vida sindical de los maestros Sefernia Amelia López e Hilario Castañón Cedillo.
“En este evento tan especial la organización se regocija al poder rendir un homenaje a través de las tradiciones de más arraigo en nuestro país como es el altar de muertos a grandes maestras y maestros de Tamaulipas, celebración que se remonta desde la época prehispánica Y que ha manifestado el culto a la muerte”, dijo el profesor Arturo Arizmendi Terán Titular de la Secretaria de Acción social en la Sección 30.
Estableció que en el devenir histórico el día de muertos tiene varias concesiones, actualmente esta celebración es una combinación de diferentes culturas y creencias México como país multicultural ha sabido conservar sus antiguos ritos y a la vez añadir diferentes significados y tradiciones de otros pueblos y culturas.
El altar de muertos se observan los elementos de agua, aire, fuego y tierra, a través de tradicional papel picado, las bebidas, las veladoras, las semillas además de las calaveras de dulce, el pan de muerto y la flor de cempasúchil elemento primordial del altar, así como las ofrendas, la cruz, la caña, entre otras cosas que se ofrece a quienes ya no están con nosotros y a quienes se les rinde un justo reconocimiento o se les recuerda con cariño, concluyó.